¿Gafas de sol en invierno?

 

¿Gafas de sol en invierno?

Llega la época de los jerséis, abrigos, bufandas… Y por qué no de las gafas de sol. Quizás os puede sonar raro o ilógico ya que el uso de  las gafas de sol están más pensadas para épocas estivales, pero tenéis que saber que también se han de llevar en invierno ya que la salud ocular no distingue de estaciones.

Habitualmente se tiende a pensar que el sol no hace tanto daño en invierno y porque los días nublados no pasan los rayos ultravioleta. En realidad, un día nubado reduce muy poco ésta radiación ya que sólo la elimina un 10%.  Es importante remarcar que los rayos nocivos del sol en invierno son igual de peligrosos que en verano ya que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la radiación solar en invierno provoca cerca de un aumento de 20% en los casos de catarata. Como ayuda y para estar bien protegidos, os dejamos el link de la Agencia Estatal de Meteorología donde diariamente actualiza los datos de radiación UV de vuestra ciudad.

http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv

A medida que se acerca el invierno aumenta el riesgo de sufrir alergias i sequedad ocular debido a la polución, partículas en suspensión y el viento. La gafa de sol no deja de ser un complemento de protección hacia las posibles molestias que puedan darse por culpa de estos problemas. Además, si sufres de fotofobia (sensibilidad excesiva hacia la luz solar) te ayudará a mantener a raya esas molestias como el lagrimeo, así como evitar el cerrar los ojos.

Si trabajas delante de ordenadores, tablets… O simplemente si estás mucho tiempo mirando el móvil tus ojos sufren durante todo el día. Dales un descanso cuando salgas a la calle poniéndote unas gafas de sol. Los colores de lentes marrones y verdes son los que menos distorsionan los colores, así que date un respiro y cuida tus ojos.

Si nos compramos complementos para esta época del año… ¿Por qué no comprar gafas de sol para protegernos y además estar a la última moda? Podemos darnos el gusto de hacer un simple cambio de look y, aunque sabemos que no estamos tan morenos como en verano, hay colores que siempre quedan bien para cualquier tipo de piel. Tonos habana, marrones jaspeados, verdes caqui o ocres pueden sentar bien en invierno y las puedes acompañar con lentes de color degradados que harán de tu gafa el complemento perfecto para tus días de frio.

Compartir es fácil...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin